Internet y niños, blog e-strategia

El Internet en los niños

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn11Pin on Pinterest0Share on Google+0Email this to someone

Los niños pequeños empiezan a usar Internet cada vez más pronto, esto forma parte de la llamada transformación digital de hoy en día.

Sabemos la fuerte penetración que tiene Internet en la vida de los niños hoy. Vemos cómo ya desde los 2 y 3 años, utilizan los dispositivos de sus padres y son capaces de pasar fotos o navegar por Youtube y seleccionar los vídeos que visualmente les resultan más atractivos. A los 5, pasan largas horas delante de una tablet seleccionando sus series de dibujos favoritas, descargando apps de juegos o editando contenido audiovisual, y los preadolescentes a partir de 9 años, ya tienen sus propios dispositivos en muchos casos.

Aunque conocemos sus riesgos y veremos más adelante consejos para los padres, lo cierto es que las posibilidades que ofrece Internet para los niños hoy en día son apasionantes, y el uso de las nuevas tecnologías es una puerta directa al conocimiento y al entretenimiento. Aplicaciones como Musical.ly que permiten crear vídeos musicales en playback y compartirlos por la red, arrasa en descargas, y es una herramienta que estimula la creatividad, desarrolla habilidades y permite pasar ratos muy divertidos en familia. O aplicaciones de “pinta y colorea” en realidad aumentada, que visualizan el contenido coloreado por los niños en 3D, como Colar Mix, u otras tantas que hay para aprender idiomas de forma divertida o como plataforma de apoyo escolar, los videojuegos en línea que trabajan capacidades como la coordinación o la concentración y valores como la deportividad, etc…

Según la Encuesta sobre hábitos de uso y seguridad de internet, de menores y jóvenes en España del Ministerio del Interior (Junio, 2014), se desprende que el uso que hacen de internet varía mucho en función de las edades, aumentando, lógicamente, su uso y exposición de contenido propio, según va aumentando la edad. El 19% de los menores de 11 años tienen un perfil social, porcentaje que se sitúa en casi la mitad para los niños con 12 años y se eleva progresivamente hasta situarse en el 90% en los mayores de 15 años.

Casi un 60% de los niños entrevistados usa Internet todos los días y la frecuencia de uso más habitual es “entre una y dos horas” twittea esto.

Son los llamados nativos digitales. Los padres deben participar junto con ellos, acompañarlos en su proceso de aprendizaje y diversión, pero además, concienciar sobre los riesgos que existen (cyberbulling, pederastia o ‘grooming’, adicción….).

No olvidemos que para los niños, inmersos en la época de la transformación digital, Internet es un entorno natural, mientras que para los padres o educadores, no ha sido así siempre. La brecha digital dificulta entonces esta tarea de enseñar, pues Internet es un entorno que evoluciona a ritmo aterrador, donde los niños van muy por delante de sus propios formadores.

Volviendo a la encuesta mencionada, encontramos que los padres confían en el uso que sus hijos hacen de Internet. La mitad de los padres consultados les autoriza a usar Messenger, WhatsApp y a navegar por Internet o ver videoclips en cualquier momento. Sin embargo, casi ninguno permite que compren por Internet o proporcionen información personal. Una de las preocupaciones principales según la encuesta, es que sus hijos puedan ser contactados por extraños en Internet.

En España existen organizaciones gubernamentales como la sección de menores de la Oficina de Seguridad del Internauta, iniciativa del Ministerio de Turismo, Energía y Agenda Digital, o la Asociación Protégeles de carácter privado, por mencionar algunas, que promueven la protección infantil en Internet ofreciendo información y consejos de seguridad de forma extensa y bien organizada. Ofrecen una guía de recursos para niños y adolescentes que recomendamos consultar.

El propio sector juega un papel crucial en el fomento de un Internet libre y seguro para los niños, y en este sentido, son muchas las iniciativas que se están desarrollando como Internet Matters, formada por grandes ‘players’ como BT, Virgin Media, o BBC y Google que pronto entrarán. Recoge opiniones de expertos, publica estudios de investigación, consejos de uso seguro por tramo de edades, y ayuda a implantar herramientas de control parental.

Pero además de las herramientas de control parental que todos los navegadores, cada vez más dispositivos y los operadores de red ofrecen y que limitan accesos a ciertas webs, filtran ciertos contenidos o publicidades, o capan buscadores, son útiles y los padres suelen quedarse muy tranquilos, pero mucho más importante que todo ello es el hecho de concienciar a los niños desde muy pequeños en las ventajas que ofrece internet, pero también en los riesgos que implica. Es fundamental explorar con ellos, hablar y descubrir juntos. Hay que involucrarse, fomentando que siempre se conecten en zonas comunes de la casa para poder “echar un ojo” y compartir la diversión con ellos, acordar ciertas reglas (horarios de conexión, qué tipo de contenido pueden visitar o compartir…)

En este vídeo, los padres de trabajadores de Google, dan sugerencias para otros padres:

En definitiva, padres y niños tienen responsabilidades importantes en relación a Internet, pero también es importante resaltar, que los niños tienen sus derechos, y ello debe verse reflejado en el mundo digital. En este sentido, existen iniciativas interesantes como 5Rights a nivel internacional, integrada por organizaciones como UNICEF, que trabajan para que niños y jóvenes puedan acceder a internet de forma creativa, con conocimiento y sin temor. Promueven 5 derechos como son el derecho a eliminar el contenido previamente generado, el derecho a saber quién utiliza su información y para qué, derecho a un uso seguro y protegido, consciente e informado, y el más importante pues incluye todos los demás, el derecho a la alfabetización digital. Internet se utilizan para socializar, para trabajar, para jugar, para comunicarse, para aprender y para explorar. En resumen, afecta a todos los aspectos de la vida de los jóvenes hoy. Como ciudadanos del siglo XXI tienen el derecho pero también la obligación de estar “digitalmente alfabetizado” (transformación digital). En este sentido, ya se está debatiendo sobre la necesidad de adaptar los contenidos de las webs al público infantil , por ejemplo redactando las políticas de privacidad o condiciones de uso en un lenguaje que llegue a este público o formularios de registro adaptados a las distintas edades con distintos permisos.

Nosotros defendemos que los niños deben tener confianza y ser creadores y gestores de su tiempo online. La protección es una responsabilidad compartida entre padres, cuidadores, educadores, gobiernos, y muy importante, el propio sector.

Como recomendación final, un libro que puede aportar algo de luz a padres atemorizados: “Cariño, he conectado a los niños”, de Guillermo Cánovas, profesor, escritor y conferenciante experto en temática adolescentes, fundador de Protégeles, y premio Unicef 2013. El objetivo de su autor es facilitar a padres, madres y educadores una herramienta práctica y actualizada para afrontar con éxito la relación de los menores con los móviles, tablets e internet.

Internet y niños, blog e-strategia

No hay votos todavía.
Please wait...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>